Solicitar Citas (22) 246 10 00

Horario de atención : Lunes a Viernes 10:00 am a 14:00 hrs.
  Contacto : 222 - 246 10 00

Obesidad (banda gástrica, BY-PASS)

Obesidad significa tener un exceso de grasa en el cuerpo. Se diferencia del sobrepeso, que significa pesar demasiado. El peso puede ser resultado de la masa muscular, los huesos, la grasa y/o el agua en el cuerpo. Ambos términos significan que el peso de una persona es mayor de lo que se considera saludable según su estatura.

La obesidad se presenta con el transcurso del tiempo, cuando se ingieren más calorías que aquellas que consume. El equilibrio entre la ingestión de calorías y las calorías que se pierden es diferente en cada persona. Entre los factores que pudieran inclinar el equilibrio se incluyen la constitución genética, el exceso de comer, el consumo de alimentos ricos en grasas y la falta de actividad física.

Ser obeso aumenta el riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiacas, derrames cerebrales, artritis y ciertos cánceres. Si usted está obeso, perder por lo menos de 5 a 10 por ciento de su peso puede retrasar o prevenir algunas de estas enfermedades.

Si está muy excedido de peso y no puede bajar de peso con una dieta saludable y ejercicios, la cirugía puede ser una opción para usted. Suele indicarse en hombres que excedan por lo menos 100 libras de peso y mujeres con por lo menos 80 libras excedentes. Si pesa un poco menos del peso excesivo, aún puede intentar una cirugía y si además padece de diabetes, una enfermedad cardiaca o apnea del sueño.

La cirugía para bajar de peso limita la cantidad de alimentos que puede consumir. Algunas operaciones también restringen la cantidad de alimentos que puede digerir. Muchas personas que se operan bajan de peso rápidamente. Si sigue las recomendaciones de su dieta y hace ejercicio, podrá mantenerse en el peso apropiado. Sin embargo, la cirugía tiene sus riesgos y complicaciones, incluyendo infecciones, hernias y coágulos de sangre.

Causas

La causa de la obesidad severa no se conoce a ciencia cierta. Es probable que intervengan muchos factores. En las personas obesas, el punto preestablecido de energía almacenada es demasiado alto. Esta alteración del punto preestablecido quizá ocurra a consecuencia de un metabolismo lento con un gasto energético bajo, ingestión calórica excesiva, o una combinación de lo anterior. Existe información científica que sugiere que la obesidad quizá sea una característica heredada.

Lo más probable es que la obesidad severa resulte de una combinación de influencias genéticas, psicosociales, ambientales, sociales y culturales que interactúan y dan como resultado un problema complejo que afecta tanto la regulación del apetito como el metabolismo de la energía. La obesidad severa no parece ser una simple falta de control de parte del paciente.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

Se han ideado diversas operaciones de reducción de peso a lo largo de los últimos cuarenta a cincuenta años. Entre las operaciones que reconoce la mayoría de los cirujanos se incluyen: gastroplastia de banda vertical, bandeo gástrico (ajustable y no ajustable), derivación gástrica [bypass gástrico] en Y de Roux y procedimientos de malabsorción (derivación biliopancreática, switch duodenal).

La gastroplastia de banda vertical consiste en la creación de un pequeño reservorio que restringe la salida al estómago inferior. La salida se refuerza con una malla a fin de prevenir trastornos y dilatación (Ilustración 1).

La banda gástrica laparoscópica consiste en colocar un cinturón o collar de media pulgada alrededor de la parte superior del estómago. Esto crea un pequeño reservorio y una salida fija hacia el estómago inferior. La banda ajustable, que fue aprobada por la FDA [Administración de alimentos y fármacos, por su sigla en inglés] en junio del 2001, se puede llenar de solución salina estéril. Cuando se le añade solución salina, se achica más la salida hacia el estómago lo cual restringe aun más que la comida salga del reservorio (Ilustración 2).

El procedimiento de derivación gástrica consiste en dividir el estómago y formar un pequeño reservorio gástrico. El nuevo reservorio gástrico se conecta a medidas diversas de su propio intestino delgado que se ha construido de modo que se forme una rama con forma de “Y” (derivación gástrica en Y de Roux) (Ilustración 3).

Las operaciones de malabsorción provocan la reducción de peso al disminuir la absorción de calorías por los intestinos. Estas operaciones consisten en achicar el tamaño del estómago y eludir la mayor parte de los intestinos (Ilustración 4 y 5).

Para escoger entre los distintos procedimientos quirúrgicos se tiene en cuenta la preferencia del cirujano y se consideran los hábitos alimentarios del paciente.


¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DE LA CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA PARA OBESIDAD?

Entre las ventajas del abordaje laparoscópico se incluyen:

  • Reducción del dolor posoperatorio
  • Estadía hospitalaria más breve
  • Regreso más rápido al trabajo
  • Cosmética mejorada


Hernia-Hiatal-cirugia

 

¿A QUIÉNES SE LES CONSIDERA PARA LA CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA PARA OBESIDAD?

El National Institute of Health [Instituto Nacional de la Salud] estableció las siguientes pautas para la selección de pacientes para la cirugía por obesidad:

  1. Los pacientes tendrán un sobrepeso de aproximadamente cien libras (45,5 kg) o sea 100% por encima de su peso corporal ideal.
  2. Los pacientes no presentarán ninguna causa conocida metabólica (descomposición química de los alimentos a fin de convertirlos en energía) o endócrina (hormonal) de la obesidad mórbida.
  3. Los pacientes presentarán una complicación (física, sicológica, social o económica) mensurable en forma objetiva que pudiera beneficiarse de la reducción de peso. Entre estos se incluyen hipertensión (presión sanguínea elevada), diabetes (demasiado azúcar en sangre), enfermedad cardíaca, problemas respiratorios o enfermedad del pulmón, apnea del sueño (ronquidos) y artritis, por mencionar algunos.
  4. El paciente comprenderá plenamente la importancia del procedimiento quirúrgico propuesto, incluidos los riesgos y complicaciones posibles.
  5. El paciente estará dispuesto a que se le tenga en observación y que un profesional médico le haga un seguimiento durante muchos años.
  6. El paciente habrá intentado una reducción de peso mediante tratamiento médico sin éxito.

En algunos casos, un paciente que no llegue a las cien libras o al 100% por encima del peso corporal ideal es un candidato para una intervención quirúrgica. Dicho paciente debe tener un problema (o problemas) médico que pudiera beneficiarse de la reducción de peso.