Solicitar Citas (22) 246 10 00

Horario de atención : Lunes a Viernes 10:00 am a 14:00 hrs.
  Contacto : 222 - 246 10 00

Utero y Ovarios

Útero y Ovarios

El útero o matriz es un órgano reproductor femenino importante. El útero es el lugar donde se desarrolla el bebé cuando está embarazada. Si tiene una enfermedad uterina, el primer signo puede ser una hemorragia entre las menstruaciones o después de las relaciones sexuales. Las causas de las hemorragias anormales incluyen hormonas, problemas tiroideos, fibromas, pólipos, cáncer, infecciones o embarazo.

El tratamiento dependerá de la causa. Algunas veces las pastillas anticonceptivas resuelven los problemas de desequilibrio hormonal. Si la causa es un problema de la tiroides, el tratamiento también puede ayudar a detener la hemorragia. Si tiene cáncer o hiperplasia, un crecimiento excesivo de células normales en el útero, es posible que necesite una cirugía.

Otros problemas uterinos son la endometriosis y la adenomiosis. En la endometriosis, el tipo de tejido que recubre el útero crece fuera de éste. En la adenomiosis, el tejido crece en las paredes externas del útero. Los analgésicos pueden ayudar; otros tratamientos incluyen hormonas y cirugía.

Miomas uterinos

Son tumores no cancerosos (benignos) que crecen en el útero (matriz).

Causas

Los miomas uterinos son comunes. Una de cada 5 mujeres puede tener miomas durante sus años de fertilidad. La mitad de todas las mujeres tiene miomas hacia los 50 años.

Los miomas son infrecuentes en mujeres menores de 20 años y son más comunes en mujeres de raza negra que en mujeres de raza blanca.

Nadie sabe exactamente qué causa los miomas. Se cree que son ocasionados por:

  • Hormonas en el cuerpo.
  • Genes (pueden ser hereditarios).

Los miomas uterinos pueden ser tan diminutos que se necesita un microscopio para verlos. También pueden crecer hasta un gran tamaño, pueden llenar todo el útero y pesar varias libras. Aunque es posible que sólo se desarrolle un mioma uterino, generalmente hay más de uno.

Los miomas pueden crecer:

  • En la pared muscular del útero (miometriales).
  • Justo bajo la superficie del revestimiento uterino (submucosos).
  • Justo bajo la cubierta externa del útero (subserosos).
  • En un tallo o pedúnculo largo en la parte externa o del útero o dentro de la cavidad del útero (pediculados).

 

Síntomas

Los síntomas más comunes de los miomas uterinos son:

  • Sangrado entre periodos.
  • Sangrado menstrual abundante, a veces con coágulos de sangre.
  • Periodos menstruales que pueden durar más de lo normal.
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia.
  • Calambres pélvicos o dolor con los periodos.
  • Sensación de llenura o presión en la parte baja del abdomen.
  • Dolor durante la relación sexual.

A menudo, usted puede tener miomas y no presentar síntomas. El médico puede encontrarlos durante una exploración física u otro examen. Los miomas a menudo se encogen y no provocan síntomas en mujeres que han pasado por la menopausia. Un estudio reciente demostró también que algunos pequeños miomas se reducen en mujeres premenopáusicas.


Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si presenta:

  • Sangrado abundante, aumento de los cólicos o sangrado entre periodos.
  • Llenura o pesadez en la parte inferior del abdomen.


Hernia-Hiatal-cirugia

Quistes ováricos

Un quiste es un saco lleno de líquido que se forma sobre o dentro de un ovario.

Este artículo es acerca de los quistes que se forman durante su ciclo menstrual mensual, llamados quistes funcionales. Los quistes funcionales no son lo mismo que los quistes causados por cáncer u otras enfermedades.

Causas

Cada mes, durante el ciclo menstrual, crece un folículo (donde el óvulo se está desarrollando) en el ovario. La mayoría de los meses, se libera un óvulo de este folículo, lo cual se denomina ovulación. Si el folículo no logra abrirse y liberar un óvulo, el líquido permanece dentro del folículo y forma un quiste, el cual se denomina quiste folicular.

Otro tipo de quiste, llamado quiste del cuerpo lúteo, se presenta después de que un óvulo ha sido liberado de un folículo. Este tipo de quiste a menudo contiene una pequeña cantidad de sangre.

Los quistes ováricos son más comunes en los años de la edad reproductiva desde la pubertad hasta la menopausia. La afección es menos común después de la menopausia.

Tomar drogas para la fecundidad puede causar una afección en la cual se forman múltiples quistes grandes en los ovarios, lo cual se denomina síndrome de hiperestimulación ovárica. Por lo general, los quistes desaparecen después del período de una mujer o después de un embarazo.

Síntomas

Los quistes ováricos con frecuencia no causan síntomas.

Un quiste ovárico tiene más probabilidad de causar dolor si:

  • Se vuelve grande.
  • Sangra.
  • Se rompe.
  • Interfiere con el riego sanguíneo al ovario.
  • Se golpea durante la relación sexual.
  • Se tuerce o causa torsión de las trompas de Falopio.

Los síntomas de los quistes ováricos pueden abarcar:

  • Distensión o hinchazón abdominal.
  • Dolor durante la defecación.
  • Dolor pélvico poco después del comienzo o finalización del período menstrual.
  • Dolor con las relaciones sexuales o dolor pélvico durante el movimiento.
  • Dolor pélvico constante y sordo.
  • Dolor pélvico intenso y repentino, a menudo con náuseas y vómitos, que puede ser un signo de torsión o retorcimiento del ovario en su riego sanguíneo o ruptura de un quiste con sangrado interno.

Los cambios en los períodos menstruales son infrecuentes con los quistes foliculares y son más comunes con los quistes del cuerpo lúteo. Se puede presentar manchado o sangrado con algunos quistes.

 


Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Tiene síntomas de un quiste ovárico.
  • Tiene dolor intenso.
  • Tiene sangrado que no es normal para usted.

Igualmente, llame al médico si los siguientes síntomas han estado presentes en la mayoría de los días durante al menos dos semanas:

  • Llenarse rápidamente al comer.
  • Perder el apetito.
  • Bajar de peso sin intentarlo.

 


Hernia-Hiatal-cirugia